viernes, 12 de diciembre de 2014

Roscón de Reyes

Este año nos hemos adelantado para ir practicando nuestro Roscón de Reyes. La receta se hace con Thermomix y es facilísima. El único inconveniente son los tiempos de espera, así que aunque realizar el Roscón sea sencillo se tarda algo más de dos horas en esperar que la masa fermente. 

Los ingredientes son también muy fáciles de conseguir. El agua de azahar la compré en Supercor. 

Ingredientes: 

Masa madre: 
-70 gr de leche
-10 gr de levadura prensada fresca
-1 cucharadita de azúcar
-130 gr de harina de fuerza

Para el roscón:
-150 gr de azúcar
-La piel de medio limón
-La piel de media naranja
-60 gr de leche
-70 gr de mantequilla a temperatura ambiente
-2 huevos
-25 gramos de levadura prensada fresca
-30 gr de agua de azahar
-450 gr de harina de fuerza
-1 pellizco de sal

Para decorar la masa:
-Regalos envueltos en papel film
-Leche para pintar el roscón
-Fruta escarchada o almendra laminada
-Azúcar

Preparación:

La masa madre




Lo primero que haremos es la masa madre. Ponemos todos los ingredientes de la masa madre en el vaso y programamos 15 segundos, velocidad 4. Se retira la masa del vaso y se forma una bola. Se mete la masa en un bol hondo y se cubre con agua templada. Hay que dejarla reposar hasta que la masa suba a la superficie del agua. Tardará como unos 15 minutos. 











La masa madre está lista cuando sube a la superficie del agua


Mientras, lavamos bien el vaso y lo secamos muy bien. Echamos 150 gr de azúcar y se pulveriza programando 30 segundos, velocidad progresiva 5-10. Finalizado el tiempo se añade la piel del limón y de la naranja por el bocal y se programan 15 segundos, velocidad progresiva 5-10. Dejamos el azúcar glass en el vaso. 

Pulverizamos el azúcar y la piel de limón y naranja


Esperamos que la masa madre suba a la superficie del agua. Cuando haya subido, echamos en el vaso donde está el azúcar la mantequilla, la leche, los huevos, la levadura prensada, el agua de azahar, sal, harina de fuerza y la bola de masa madre (sin agua, claro). Se programa 30 segundos, velocidad 6; y se amasa 3 minutos en velocidad Espiga. 

Añadimos todos los ingredientes del Roscón y la masa madre

Aspecto de la masa tras reposar dentro del vaso




Sin abrir el vaso, se cubre con un trapo y se deja reposar 30 minutos para que la masa suba. 











Una vez ha pasado el tiempo, espolvoreamos un poco de harina sobre la encimera y ponemos la masa encima. La masa está muy blandita y se pega, hay que echarle muy poca harina, la suficiente para formar una bola, porque si nos pasamos con la harina la masa sale dura. Ponemos papel de horno sobre la bandeja de horno y la bola en el centro. 

Ponemos la masa en el centro de la bandeja forrada con papel de horno


Metemos los dedos en el centro de la bola y vamos haciendo un rosco. Hay que hacer el agujero del centro bastante grande porque la masa crece y se va quedando el agujero más pequeño. 

Vamos haciendo el agujero del rosco

Una vez hecho, es el momento de meter las sorpresas por debajo del rosco, pintamos la superficie con leche, le echamos encima azúcar y ponemos la fruta escarchada o la almendra laminada. Hay que poner bastante fruta porque el roscón dobla su volumen. Una vez lo tenemos todo, encendemos el horno a 50 grados en modo Turbo y metemos el roscón dentro para que crezca durante 30/40 minutos. 

Pintamos la superficie con leche y ponemos azúcar y almendra laminada


Encender el horno en modo turbo a 50 grados es un truco que yo aplico a todas las masas que tienen que levar porque la receta tradicional indica que hay que dejarla crecer dentro del horno apagado durante una hora, pero la experiencia me dice que no crecen tanto como si se le ayuda con un poco de calor. 

Así sube la masa con el horno a 50 grados 30 minutos

Una vez ha pasado la media hora, comprobamos que la masa ha crecido bastante y subimos la temperatura del horno a 200 grados, modo turbo, durante 20 minutos. A los 5 minutos bajamos la temperatura a 180 grados. 

Roscón horneado listo para dejar enfriar y comer


Cuando acabe el tiempo sacamos el roscón y lo dejamos enfriar sobre la rejilla del horno, y ya está listo para comer. 

¡¡¡Delicioso!!!


Aspecto del interior del Roscón

No hay comentarios:

Publicar un comentario