miércoles, 18 de diciembre de 2013

Cordero adobado con salsa de castañas y patatas

Nos encantan las clases especiales de la Thermomix, siempre las aprovechamos al máximo y solemos cocinar los platos que enseñan. Hace poco estuvimos en una clase especial de Navidad y este es el resultado de uno de los platos. Lo hemos variado un poco para poder servirlo con patatas. Parece muy complicado porque son varios pasos pero en la práctica es muy sencillo de hacer y sale espectacular. Además, podéis dejarlo hecho a falta de meterlo al horno. Así que más fácil aún, y como dice el refrán: De la mar el mero y de la tierra el cordero. 

Allá vamos!!!

Ingredientes:

Para las patatas panaderas:

200 gr. de cebolla en cuartos
50 gr. de aceite de oliva
500 gr. de patatas cortadas en rodajas finas
100 gr. de sidra natural o de vino blanco
1 cucharadita de sal

Para el adobo:

2 dientes de ajo
10 gr. de vino Oporto o blanco
50 gr. de miel
1 cucharadita de sal
1 pellizco de pimienta negra

Para cordero y salsa de oporto y castañas:

Un kilo o algo más costillas de cordero lechal 
Ramas de romero fresco
100 gr. de cebolla en cuartos
30 gr. de aceite de oliva virgen
100 gr. de vino de Oporto o blanco
50 gr. de castañas secas peladas
150 gr. de caldo de carne (yo uso el brick de caldo de pollo de Gallina Blanca)
1 cucharaditas de sal
1 pellizco de pimentas negra

Preparación:

Decirle al carnicero que nos corte las costillas de dos en dos. Hay que servir dos piezas de carne (4 costillas) por persona como mínimo. 
Adobo

Para el adobo:
Ponemos en el vaso Thermomix los ajos, el vino, la miel, la sal y la pimienta. Se mezcla todo 2 segundos, velocidad 7. Se saca y se reserva. 











Para las patatas panaderas:

Patatas panaderas en Thermomix
Pelamos las patatas al gusto, o redondas o en gajos, y reservamos. Ponemos en el vaso la cebolla y el aceite y se trocea 4 segundos, velocidad 4. Se bajan los restos de las paredes con la espátula y se  programan 7 minutos, temperatura varoma, giro a la izquierda, velocidad cuchara. Una vez pasado el tiempo, ponemos la mariposa en las cuchillas e incorporamos las patatas, la sidra (o vino blanco) y la sal, y se programa 12 minutos, temperatura varoma,  giro a la izquierda, velocidad 1. Cuando acabe se sacan, se echan en una fuente grande apta para horno y se reservan. 


Para el cordero y salsa de castañas:

Se separa la carne de las costillas del hueso y se enrolla la carne con una rama de romero

Cogemos las costillas y con ayuda de una puntilla o un cuchillo que corte muy bien se va separando la carne del hueso empezando por la punta de la costilla, hasta llegar al centro. Se deja por un lado el hueso y por el otro la carne, pero se tiene que quedar unida la carne al hueso. Se coloca un poco de romero en el extremo de la carne y se enrolla. Cuando esté, se pincha con un palillo para que no se abra. Se repite la operación con todas las costillas, se coloca en el recipiente varoma y se reserva. 

Costillas con romero preparadas en el varoma


Comenzamos con la salsa de castaña. Para ello, lo primero que tenemos que hacer es poner  en el vaso la cebolla y el aceite, triturar 2 segundos, velocidad 5. Y programar 5 minutos, temperatura varoma, velocidad 1. Cuando finalice añadimos el vino, las castañas peladas, el caldo de carne, la sal y la pimienta. Cerramos el vaso y colocamos el varoma con las costillas encima y se programa 20 minutos, temperatura varoma, giro a la izquierda, velocidad 1.

Cuando queden 5 minutos para el final, precalentamos el horno en modo turbo a 180 grados. Cuando finalice la Thermomix, se sacan las costillas del varoma y se untan muy bien por los dos lados, con un pincel, con el adobo que habíamos hecho al principio, se ponen en la fuente encima de las patatas, y se meten al horno 10/15 minutos. Hasta que las costillas estén doradas. 

Costillas con adobo antes de meter al horno


Mientras, la salsa que ha quedado en el thermomix se tritura en velocidad 5/6 y se saca a una salsera para servirla. 


Se emplatan algunas patatas, las costillas y un poco de salsa de castañas al lado. 

Costillas con patatas y salsa de castañas


Truco: este plato queda muy rico con la salsa de castañas, pero para simplificarlo se puede suprimir la salsa y aprovechar para hacer las patatas y poner las costillas en el varoma al mismo tiempo. Las costillas salen muy jugosas con el abodo, de forma que se puede eliminar la salsa sin que afecte mucho al plato. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario