viernes, 5 de julio de 2013

Croquetas caseras

Las croquetas son uno de los platos más socorridos que hay y además es cocina de aprovechamiento, es decir, podemos aprovechar aquello que nos sobre. Se pueden hacer croquetas casi de todo. En este caso la receta es de croquetas de pollo hechas con las sobras de un pollo asado. Se pueden hacer con jamón, gambas, salmón y gulas, sobras de un guiso de carne estofada, sobras de un asado, merluza cocida, etc. Esta receta se hace con Thermomix y salen entre 25/35 unidades, dependiendo del tamaño. 

Ingredientes: 
200 gramos de relleno a elegir (en mi caso pollo asado desmenuzado y sin huesos, claro)
2 huevos duros
50 gramos de aceite oliva virgen extra AOVE
70 gramos de margarina
30 gramos de cebolla
170 gramos de harina de trigo
800 gramos de leche (entera o semidesnatada)
sal
pimienta

Ingredientes de las croquetas de pollo

Huevo duro y pollo picados













Elaboración: 
Picamos el relleno con la Thermomix dependiendo de lo que sea se usa una velocidad y otra. Con jamón  se utilizan varios golpes de turbo y con pollo o ingredientes más blandos unos segundos a velocidad 4-5-6 basta. Se saca y se reserva. Se pican los huevos duros 2 segundos, velocidad 4. Se sacan y se reservan. 
Echamos en el vaso de la Thermomix el aceite, margarina y cebolla y se programa 3 minutos, varoma, velocidad 3 1/2. Una vez finalizado añadimos la harina y programamos 1 minuto, 100º, velocidad 2 1/2.
Cuando acabe, se añade la leche, sal y pimienta y se mezclan 10 segundos, velocidad 6. Se agregan dos cucharadas del relleno y se programan 7 minutos, temperatura varoma, velocidad 4. Con esto logramos una bechamel muy cremosa. Una vez finaliza el tiempo, se deja reposar un minuto y se añade el resto del relleno de las croquetas picado y los dos huevos cocidos picados. Se envuelve con las espátula hasta conseguir mezclar todo bien y se rectifica el punto de sal. 

La bechamel antes de añadir el relleno

Masa de croquetas 
Cogemos un bol grande y lo humedecemos en agua (que no esté mojado, sólo húmedo) y se echa la mezcla de las croquetas en el bol. Se deja enfriar, se tapa con papel film y se lleva al frigorífico. Yo hago la masa un día y las rebozo al día siguiente para que la masa repose. 






Preparados para rebozar las croquetas

















Para rebozar las croquetas necesitamos: dos huevos batidos con un poco de sal, un plato con harina de trigo y un plato con pan rallado. 
Con una cuchara grande vamos cogiendo porciones de la masa al gusto, le damos un poco de forma con las manos y las pasamos primero por harina, después por huevo y bien escurridas por pan rallado. Una vez estén  hechas se fríen en abundante aceite de oliva caliente. 

Croquetas caseras de pollo


Con esta receta las croquetas tienen su punto cremoso y están perfectas. Mi truco es congelarlas recién hechas e ir sacándolas una hora antes de freirlas para que se descongelen bien. Además, si las congelas, antes de freirlas es conveniente volver a rebozarlas un poco en pan rallado, para que queden super crujientes. 

Buen provecho. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario